improvisar: crear la vida en el instante

NOTAS SOBRE LA IMPROVISACIÓN.

“Un improvisador, frente al abismo, no piensa en la posibilidad de caer, sino en la probabilidad de volar. Un improvisador es un guerrero de Castaneda: vive de actuar, no de pensar en actuar, ni de qué pensará cuando haya actuado. Un improvisador no se vale de ningún truco, de ninguna herramienta, de ningún salvavidas, porque su práctica es la libertad. Su desafío en el tiempo es sostenerse vivo, en el presente. Ese es el juego. El improvisador juega por la vida. Porque sabe que la pasión es huella, que la muerte es mentira.”  Oski Guzmán.

bailar la neura2
Para mí cada improvisación es una oportunidad para deshacerme de ideas que se oponen a la sensación exacta que tengo de las cosas. Intentos de: deshacerme de mi propia imagen, planes, comportamientos socializados. Me doy permiso para preguntarme quién soy o en qué puedo convertirme; para observar mi relación con el todo como un ingrediente más…

El desafío es estar presente sin perder la receptividad (alternar rítmicamente emisión y recepción). Darme tiempo, esperar, si es necesario pasar por el aburrimiento dejando que las cosas me atraigan por sí mismas. Mis sentidos como si fuesen una ventana.
Aceptar el vacío, aceptar pequeños impulsos dirigidos a una acción, prestar atención a los límites de la conciencia, lo no importante. Aprovechar cualquier cosa que ocurra, la oportunidad que me puede brindar un error!!!

Experimentar un viaje sin mapa soltando las cosas cuando empiezan a ser reconocibles o, empujarlas a los extremos: a veces lo nuevo está tumbado al lado de lo viejo.
Creo que los símbolos son elementos esenciales, núcleos generadores de la creación, nexos entre el mundo real y el imaginario. Mi experiencia es que en los procesos de creación se generan, mediante la improvisación, simbologías y se comprenden. Se establecen acuerdos poéticos con esa fuerza oculta, se establecen vías de acceso a lo imaginario.


 

¿Cómo resuenas con esto?

Leave A Response

* Denotes Required Field