síntoma, sensación y movimiento

Cuando no escuchamos a nuestro cuerpo  perdemos la posibilidad de  atender a nuestras necesidades reales y la energía, que podría haberse liberado en la acción, queda atrapada en nuestro sistema nervioso. El cuerpo genera síntomas y emociones como un intento de ir gestionando ese no-movimiento. Aprender a utilizar el sentido de la percepción, la “autoescucha”…

sigue leyendo